TC: A 14 años de la muerte de Mouras

Roberto Mouras

fue quizás mi primer ídolo automovilístico. O mejor dicho el primero en el Turismo Carretera. Su muerte, un 22 de noviembre como hoy pero de 1992, me impactó tanto porque se dio a mis 18 años, cuando empezaba a identificarme con un piloto, con una marca de autos, con una categoría, con una pasión que tiempo después se convertiría en esto.
El accidente que desencadenó su deceso se dio en un circuito de los denominados “semipermanentes”, el de Lobos, donde se corría en la ruta, con medidas de seguridad escasas tanto para público como para pilotos. Mouras venía liderando la competencia (la cual ganó post mortem) por amplio margen cuando su Chevrolet se despistó y chocó contra un talud de tierra, curiosamente colocado ahí para detener cualquier posible salida de pista. Su muerte (absurda por cierto) y la de su acompañante Amadeo González no sirvieron siquiera para que este tipo de competencias dejaran de realizarse y se decidiera competir sólo en autódromos. Un año y cuatro meses después tuvo que morir de la misma forma Osvaldo Pato Morresi para que recién ahí se dejaran para siempre las rutas. Lamentablemente todo en este país es así, y como para hoy no imagino grandes homenajes, acá va el mío para el Toro de Carlos Casares.
Mouras ganó 50 carreras en el TC y tres campeonatos: 1983, 84 y 85, todos con Dodge. El auto de la foto fue conocido como “7 de Oro”, por sus colores y el número que lucía en su puerta, y con el alcanzó el récord de seis victorias consecutivas en TC en la temporada 1976.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

ディテール

ディテール

https://topobzor.info