Pechito López al TC 2000, luz roja para el automovilismo argentino

José María López

Siempre que la luz sea roja indica peligro, atención o alto. Todos esos significados se le pueden dar al regreso de al automovilismo local. Regreso entre comillas, ya que Pechito nunca corrió en Argentina. Dedicó su vida (literalmente) al sueño de correr en la Fórmula 1, y vaya si estuvo cerca (confieso que escribir en pasado me duele mucho). El cordobés hizo los deberes como correspondía, demostró dentro y fuera de la pista que merecía una oportunidad y por eso Renault vio en él un gran potencial cuando lo hizo parte del . Sin ir más lejos fue el responsable de desarrollar algunos elementos de los autos que llevaron a a ganar los últimos dos campeonatos de Fórmula 1; sí, los usó antes que el asturiano, hizo el trabajo sucio, como se dice. Sin embargo, después de tanto sembrar, cuando llegó el momento de cosechar a Pechito le faltó ese que en el circo de la Fórmula 1 se traduce en euros. Y ahí fue cuando el sueño llegó a su fin. No es que Renault de repente no lo quiso porque nuestro compatriota se olvidó de manejar. Sino que lo “usó” y como vio que no tenía un respaldo económico, lo “desechó” cuando se terminó el contrato que los unía. Así de fuerte, así de crudo, así de injusto.
Estoy convencido de que si José María López, de 22 años, hubiese nacido en San Pablo, Curitiba, Bahía o Río de Janeiro su suerte hubiese sido otra. Hoy, quizás, estaría ocupando la butaca que dejó libre Alonso, y Brasil celebraría tener un piloto en el equipo campeón del mundo. ¿La diferencia? Un respaldo económico, así de simple.
Basta de supuestos y especulaciones. La realidad indica que Pechito López, después de evaluar propuestas para correr en en Estados Unidos (un manotazo de ahogado para seguir en los monopostos) y de no poder conseguir un millón de euros para correr en (en el equipo del también argentino ), decidió probar suerte en el . Y encima con un Honda semioficial porque, a pesar de ser construido por el , no será piloto oficial del team, ya que hasta último momento intentó seguir en Europa y acá los equipos ya estaban definidos.
Sin experiencia en autos con techo pero con una notable capacidad, desde el 25 de marzo veremos en los circuitos del país al argentino que más cerca estuvo de correr en la máxima y en un equipo grande, no en uno de cuarta como .
Bronca, impotencia, tristeza, todo eso me provoca saber que no siempre alcanza con hacer las cosas bien. Ah, pero hay más, ¿eh? , otro joven argentino de excelente performance en diferentes categorías europeas, también pegaría la vuelta por falta de dinero.
Luz roja para el , la y todas esas empresas que acumulan millones en ganancias pero no aportan un peso para financiar a un deportista aun cuando pueden recuperar la inversión como publicidad.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

там

стромбафорт купить

здесь