Los 50 peores autos de la historia, según la revista Time

Aston Martin Lagonda

Parece que se puso de moda esto de querer saber cuál fue el auto más feo de la historia o en este caso el peor, término ambiguo si los hay. El otro día les contaba de una nota publicada por Business Week y de la encuesta del diario español El Economista, y ahora es el turno de la prestigiosa revista . De la galera sacó un listado al que denominó entre los que hay varias sorpresas. De todas formas, vale decir que el autor del informe algo sabe del tema: es Dan Neil, quien en 2004 por sus críticas ácidas de automóviles para el diario Los Ángeles Times.
La cosa arranca con el modelo Horsey Horseless que tiene todas las de ganar en la “categoría” que va de 1899 a 1939 por el detalle de la cabeza de caballo en el frente, pero sin dudas es una serie más disputada.
En la década de 1940 a 1959 quien no debería estar es el Renault Dauphine (nuestro conocido Gordini), a quien considera “lento” y “ruidoso”, y justifica sus buenas ventas a la desesperación de la gente por comprar autos. También hay críticas para el Lotus Elite por su poca resistencia, y para el MGA Twin Cam, porque -según dice- tenía una falla en el carburador que hacía que se quemaran los pistones.
Del 60 al 74 el palo de feo se lo come el AMC Gremlin (hermano del Pacer); el de motor desastroso el Triumph Stag; y el de ambas cosas el Jaguar XK-E V12 Series III.
Entre el 75 y el 89 la ligan varios: el Triumph TR7 por tener un diseño que enseguida quedó viejo y feo y múltiples defectos en su impulsor; el Aston Martin Lagonda de 1976, una cosa muy fea que quizás pocos recuerden (foto) al que además considera “mecánicamente catastrófico”. Pero la cosa sigue: hay críticas para el AMC Pacer (siempre las hay), para el Ferrari Mondial, al que denomina malo, “barato y accesible para un ortodoncista exitoso”; para el De Lorean DMC-12 por ser poco potente; y para el Maserati Biturbo al que llama “chatarra cara”.
En la era de 1990 hasta hoy aparecen el Ford Explorer, al que responsabiliza de que la gente se haya volcado por los vehículos grandes; el Plymouth Prowler, por ser “un coche que amenazó mucho pero dio poco”; el Fiat Multipla y el Pontiac Aztek, por razones similares y obvias (a las que suscribo); el Jaguar X-Type, por considerarlo “un insulto” para la marca; y la Serie 7 de BMW por la dureza de su comando iDrive. También trata mal al Hummer H2 por considerarlo “militarístico” y ser lanzado poco tiempo después del 9-11, con todo lo que ello implica en EE.UU. En este mismo sentido, el autor del informe le pega duro al Lamborghini LM002 por ser el auto de “los jeques saudíes jóvenes que deseaban cruzar la arena para examinar sus yacimientos de petróleo” y de paso menciona que “Uday Hussein, hijo de Saddam, tenía uno”.
Sin dudas, la ironía, la política y algo más se mezclan en este listado polémico del Sr. Neil, así que yo aceptaría gustoso alguno de los autos que conforman su listado antojadizo, incluyendo el muy feo Lagonda.

Post relacionado:
El AMC Pacer fue elegido como el auto más feo

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

majbutne.com.ua/

www.velotime.com.ua

militarycenter.com.ua