Un GT40 hecho en Tucumán

El domingo pasado, el diario La Gaceta de la historia de Juan Carlos Castro, un tucumano que durante 30 años alimentó a base de esfuerzo un sueño personal: armar su propio auto deportivo.

El Juca junto a su creador y familia - Foto: La Gaceta de Tucumán

No fue nada fácil y para cristalizarlo necesitó de la ayuda y colaboración de amigos, vecinos y familiares. Finalmente, su prototipo inspirado en el Ford GT40, al que bautizó “Juca”, vio la luz.

Fue construido sobre la base de un Dodge 1500 y tiene tren delantero y motor de Fiat 125, así que muchos dirán que esto es “cualquier cosa“, un En este caso, personalmente prefiero verlo como un inclasificable en el que el ingenio argentino y las ganas sobresalen por sobre todas las cosas.

“Hubo muchos días que sacrifiqué por el auto. Trabajé en él domingos, feriados y cuando me quedaba tiempo en el taller. Es por eso que este prototipo es como un hijo para mí”, dice Juan Carlos-

Pasaron tres décadas desde que Castro compró el casco y puso manos a la obra, y en el medio Ford hasta se atrevió a relanzar el exitoso GT40 y volverlo a discontinuar.

Gracias al colega Javier Leoni por el dato.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

ディテール

look