Experimentar: Cosas de Autos probó el Renault Sandero

Durante una semana y 250 kilómetros, probé el que considero uno de los lanzamientos locales más importantes de lo que va de 2008, el Renault Sandero. En lo personal me interesaba mucho tomar o con este modelo diseñado en España e importado de Brasil ya que las ventas indican que se está vendiendo muy bien; los seguidores de Renault lo están eligiendo en reemplazo del Clio y como alternativa a su “hermano” sedán, el Logan.

Renault Sandero Luxe - Foto: Cosas de Autos Blog

Unidad testeada:
Renault Sandero Luxe. Motor 1.6 litros nafta de 4 cilindros, 16v, 102 cv y transmisión manual. Unidad recibida con: 7.250 km. Precio: $61.530

A favor:
Primero en la lista, lejos: su andar. Realmente me sorprendió, se nota que es un auto pensado para nuestras calles. La suspensión se comporta de manera inmejorable ante baches y empedrado, sin ruidos e -inclusive- no hace tope ante el paso brusco por algún lomo de burro.
El buen despeje del suelo se suma al punto anterior, ya que el auto no toca al paso de cunetas sin disminuir la velocidad.
Cuenta con neumáticos Goodyear 185/70 R 14 y llantas de aleación de diseño agradable que también se comportaron bien.
Los más de 100 cv del motor 1.6 responden de manera más que ágil en la ciudad.
El consumo es muy bueno: fábrica señala 5,9 km/l en ciudad (a 90 km/h) y -sin medirlo con exactitud- estuvo apenas por encima de esa marca a lo largo de esta toma de o.
Los frenos respondieron de buena manera, justo en una semana con lluvia donde el ABS hizo su aparición en alguna oportunidad evitando bloqueos.
La caja (con la palanca algo alta pero cómoda) tiene relaciones largas, lo que lo convierte en un auto ideal para viajes en ruta.
El diseño del auto es bueno, sobre todo el frente que cuenta con un capó con cierto aire deportivo, y detalles en color carrocería, menos las molduras laterales que -inentendiblemente- son negras; la cola, con sus líneas más rectas, remite a la “dureza” del Logan.
Las butacas son más cómodas de lo que aparentar ser y su tapizado símil pana es muy agradable al tacto.
El equipamiento de seguridad de esta versión cuenta con frenos ABS y doble airbag frontal. Además cuenta con cierre automático de puertas en rodaje (CAR), algo que muchas veces se le reclama a vehículos de un segmento superior, y antiniebla delanteros.
El control remoto, como medida de seguridad, tiene sistema single door opening, que se torna molesto a la hora de abrir el baúl o tener que ayudar a descender a otra persona del auto.
Buen espacio en el baúl, que tiene una gran superficie plana; ideal para llevar bultos grandes.
Tiene espejos retrovisores con regulación eléctrica, aunque no se pliegan ni manual ni eléctricamente.
Las puertas sorprendieron con un cierre perfecto a pesar de que son “livianas”.
Tiene alarma de olvido de luces encendidas, no así de cinturón de seguridad (que sólo muestra una luz en el tablero que se apaga al dar arranque).

Interior del Renault Sandero Luxe - Foto: Cosas de Autos Blog

En contra:
El estéreo, que es de marca genérica, no tiene la mejor calidad de sonido (sobre todo cuando se ajustan muy altos los graves), no es sencillo de “dominar” y cuenta con frente desmontable, algo que se convierte en una tentación para los ladrones.
El volante no cuenta con regulación (ni en altura ni en profundidad) y no se consigue una óptima posición de manejo y hasta hace que se sienta “pesada” la dirección; además, el grip no es bueno debido a que el revestimiento sintético, símil cuero, tiene costuras demasiado rústicas que son bonitas pero molestan al tacto.
Las teclas del cierre centralizado y de los alzacristales delanteros se encuentran en el tablero, debajo del estéreo, un lugar al cual cuesta acostumbrarse. Lo de los alzacristales no se entiende ya que las manijas de las puertas cuentan con el espacio para las teclas.
La ventanilla del conductor no cuenta con express down o one touch y las traseras no bajan en su totalidad.
Los controles del aire acondicionado son de una calidad muy mejorable y de tamaño reducido; sin dudas la parte inferior del tablero merece una revisión, desmerece mucho el acabado interior.
Los indicadores de combustible y temperatura son digitales; son dos columnas de líneas que se van apagando o encendiendo (según el caso) pero carecen de referencias más exactas (ver foto).
En la unidad probada ambas butacas hacían ruidos molestos casi permanentes, incluso sin pasajero (en el caso de la del acompañante); en cambio no se detectaron ruidos de plásticos.
En la unidad probada, al accionar el sapito el limpiaparabrisas detenía su marcha.
Algunas costuras y/o soldaduras visibles en el techo o el baúl son algo desprolijas y desmerecen la terminación del auto.
El baúl es amplio en parte porque el auxilio se encuentra de manera externa, debajo del piso, un lugar incómodo de acceder.
El espacio en las plazas traseras no es el mejor; si la butaca del conductor está desplazada totalmente hacia atrás, el pasajero que se ubique en el asiento trasero deberá ser un chico o abrir las piernas si no quiere que sus rodillas ingresen en el respaldo delantero.
En ciudad, el motor permanece casi imperceptible, pero arriba de las 3.500 rpm se lo percibe rumoroso. El material aislante del capó es escaso.
Los más de 60 mil pesos que cuesta esta versión obligan a pensar mucho al comprador antes de tomar la decisión debido a que mismo en la gama Renault existe un modelo con similar equipamiento de confort y seguridad como es el Mégane Fairway 1.6 ($59.280). Sandero llegó para ocupar el lugar del Clio (que quedó como modelo de entrada de gama) pero su rol frente a otros modelos es algo confuso.

Tablero del Renault Sandero Luxe - Foto: Cosas de Autos Blog

Conclusión:
Es un vehículo que resulta ideal para quien busque un auto “de batalla”, compacto mediano, moderno y sin demasiadas pretensiones estéticas. Su motor y su andar son sus grandes virtudes, mientras que el espacio en las plazas traseras y ciertos detalles de terminación son sus principales contras. Sin dudas, se ubica por tamaño y prestaciones en un segmento intermedio entre quien busca algo más que un modelo de entrada de gama y un auto mediano de calidad superior. No es barato de acuerdo a lo que ofrece pero ya no hay autos que lo sean, y ahí quizás radica su éxito, ya que aprovecha el nicho de quienes no llegan a pagar más.
¿Con quiénes pelea? Con modelos un tanto superiores como Peugeot 307 5 puertas XR 1.6 ($67.600), Ford Focus 5 puertas Edge 1.6 ($63.240), Chevrolet Astra 5 puertas GLS 2.0 ($63.830). También se suma el Fiat Punto HLX 1.8 Pack Emotion (precio no confirmado), su gran rival.

Renault Sandero Luxe - Foto: Cosas de Autos Blog

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

www.exstraeconom.kiev.ua

www.kover-samolet.com.ua