Cosas de Autos probó el Toyota Camry

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

El Toyota Camry es el buque insignia de la marca japonesa alrededor del mundo y uno de los preferidos por el publico estadounidense a lo largo de los últimos años. Es un sedán importante que se ubica al tope de la gama y cumple con todos los requisitos que un hombre de negocios busca de un auto: tiene presencia, confort, seguridad y -además- muy buena potencia.
Durante una semana y 400 km., Cosas de Autos comprobó las virtudes de este modelo que en Argentina se ofrece en dos versiones: 4 cilindros 2.4 litros 16v y 6 cilindros 3.5 litros 24v.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

Unidad testeada: Toyota Camry con motor V6 de 3.5, 24v DOHC con dual VVT-i de 277cv y caja automática-secuencial de 6 velocidades Shiftronic. Precio: u$s 48.800.-

A favor:
Imposible no encontrar la posición de manejo adecuada con una butaca de cuero que se regula eléctricamente en todas las variantes y una columna de dirección ajustable en altura y profundidad. Inmejorable.
El cuero es sinónimo de calidad y elegancia y eso está presente en las butacas y asientos del sedán grande de Toyota.
Hay portaobjetos y posavasos por todos lados y todos con el sistema de accionamiento mediante un toque que tienta a accionarlos a cuanto pasajero se sube abordo.
Todas las variables para hacer un viaje largo están dadas: caja automática que se transforma en secuencial; control de velocidad crucero; un apoyapie izquierdo generoso; dirección hidráulica y un andar firme.
Por el lado de la asistencia en seguridad aparecen en acción, cuando se lo lleva al límite, el Control de Tracción y de Estabilidad.
Frena realmente muy bien gracias al conjunto conformado por los neumáticos 215/60 R16 y los frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, asistencia al frenado (AB) y distribución electrónica de frenado (EBD).
Seis airbags son muchos pero para el tipo auto del porte y precio del auto suenan más que necesarios: el Camry cuenta con doble frontal, laterales y de cortina.
Las luces de xenón con regulación automática en altura no sólo iluminan mejor sino que estéticamente le confieren un aspecto de auto de alta gama.
El equipo de sonido es de fácil accionamiento, muy buena calidad de sonido, reproduce todos los formatos (mp3 y wma) y carga hasta 6 cd.
La doble salida de escape es un detalle, pero le da más deportividad.
El climatizador bi zona responde rápidamente y de manera silenciosa; además es de fácil manejo.
El baúl tiene una capacidad de 504 litros, así que no sólo entran palos de golf, entra también el caddie.

 Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

Poner Drive y darse el gusto de pisar a fondo el pedal es una demostración de lo ostentoso que resulta este V6 con sistema VVT-i; quizás acá radica uno de los motivos por los cuales este auto les gustó tanto a los americanos que se sintieron como en el living de sus casas y se maravillaron con la respuesta de un motor que mete miedo al acelerarlo.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

El modo secuencial de la caja Shiftronic es a prueba de tontos: muy fácil accionamiento y combinado con la potencia del motor responde en cualquier marcha.
Su diseño data de 2006 y recién este año, en el Salón de Detroit 2009 se presentó una evolución que modifica muy levemente el frente y parte del interior, lo que habla de una vigencia.

En contra:
Hace “ruido” inevitablemente el contraste entre la sobriedad de la madera y una consola central del tipo backlight en tonalidad aguamarina que recuerda a una fonola retro. Indefectiblemente una cosa no va con la otra, pero claro, es cuestión de gustos.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

El equipo de sonido no tiene entrada auxiliar ni de puerto USB, algo que a esta altura se hace imprescindible.
En un auto de este porte (4.805 mm. de largo) se hace indispensable contar con sensor de estacionamiento; en el frente por su trompa en punta, donde la patente hace las veces de tope y atrás porque el paragolpes bodycolor es muy grande, no tiene defensas ni protección y se expone a ser marcado en cualquier lugar.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

La suspensión no se puede decir que es mala porque eso sería erróneo pero sí transmite algunas imperfecciones del suelo, sobre todo pozos. Además, después del Camry pude probar el Toyota Avensis y comprobar que la misma marca hace un auto que parece que en lugar de amortiguadores tiene algodones.
La computadora de abordo y los principales controles están en inglés.
La caja Shiftronic no vuelve a Neutral cuando se detiene la marcha a 0, un “chiche” que sí tiene la Geartronic.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

Conclusión:
Auto grande, voluminoso, imponente y muy potente. A pesar de ser un sedán sobrio, llama la atención en la calle por su frente en el que se destaca la parrilla con tres rayos y el emblema de la marca que luce orgulloso. Pero lo mejor está al subirse y comprobar la muy buena calidad interior y la comodidad en ambas plazas. Sin embargo, la sorpresa ocurre para quien tenga la posibilidad de pisar el acelerador a fondo, aun en la opción automática, donde se hacen sentir los 277cv y su torque de 346 Nm @ 4700 rpm.
Es casi un auto presidencial, como para viajar con chofer y -de ser necesario- escapar con éxito de cualquier problema. Mientras tanto se puede disfrutar del paseo y a la vez sentirse muy seguro.

Toyota Camry -. Foto: Cosas de Autos Blog

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

читайте здесь

посмотреть

подробно