Experimentar: Cosas de Autos probó el Dodge Journey

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

Durante una semana y 300 km. tuve la oportunidad de tomar o con el Dodge Journey, el crossover que volvió a abrirle mercado a la marca de los cuernos. Sabía que me enfrentaba a un vehículo importante y diferente pero aún así la experiencia fue una sorpresa de principio a fin. A continuación les dejo lo más destacado a favor y en contra y las conclusiones.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

Unidad testeada: Dodge Journey R/T equipada con motor V6, 24v de 2.7 litros y 190 hp @ 6.000 rpm con transmisión automática de 6 velocidades con Autostick. Unidad recibida con 19.455 km. Precio: u$s 34.555.-

A favor
Su calidad de terminación. Es un vehículo producido en Toluca, México y que cumple con todos los requisitos que el exigente mercado norteamericano, sobre todo en materia de confort.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

La calidad percibida es superior a la de otros productos del mismo grupo, como el Chrysler PT Cruiser o el Jeep Compass. El forro del techo, los parasoles, los paneles de puerta y los tapizados de cuero son de impecable calidad y se mantienen en buen estado a pesar de ser un vehículo bastante usado.
La columna de dirección se regula en altura y profundidad.
El tono verde preponderante en los instrumentos del tablero (con marcadores de aguja bien claros) es muy agradable y gusta mucho.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

Un detalle práctico: las varias luces de lectura son todas del tipo led y se encienden simplemente presionándolas.
La butaca del acompañante se abate totalmente hacia adelante, como en el PT Cruiser, lo que permite ampliar la capacidad de carga a lo largo y transportar objetos de gran tamaño.
En la consola central sobresale el equipo de sonido con DVD, pantalla táctil que además hace las veces del visor de la cámara de retroceso ubicada en el portapatente trasero. Se controla de manera simple e intuititiva, inclusive el ecualizador y el balance (ver video). Cabe aclarar que esta pantalla no reproduce películas cuando el vehículo se encuentra en movimiento, sólo se activa con la palanca de cambios colocada en la posición Parking.

La calidad del sonido merece un capítulo aparte porque los parlantes, tweeters y subwoofer de marca Infinity son de una fidelidad tal que lo tientan a uno a no bajarse hasta que termine la película. El habitáculo oficia de caja de resonancia y los asientos de cuero de cómodos sillones por lo que ni el mejor home theater suena de esta forma (no exagero). No por nada en la guantera hay un enfriador de latas y debajo del piso de las plazas traseras se guardan los auriculares inalámbricos y hay un depósito para transportar… ¡Hielo!
El climatizador automático es tri-zona y cuenta con múltiples salidas, lo que permite que cada uno viaje con la temperatura que elija.
La habitabilidad: caben siete y los siete viajen cómodos seguro. Es un auto para “vivirlo”, ideal para viajar.
El consumo de combustible es lógico: en ruta, a una velocidad constante de 120 km/h (2.000 rpm) supera apenas los 14 litros cada 100 km. En ciudad, con un uso mixto, esa cifra se eleva a 17,6 litros cada 100 km. dependiendo del tipo de manejo.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

La insonorización es buena, el motor se escucha poco y nada y el sonido que se percibe es casi deportivo. Ni siquiera “pisándolo” y en altas rpm se lo percibe molesto.
Su precio. Sin dudas la gran cantidad de equipamiento se contrapone con el precio que -a pesar de estar en dólares- le permite competir con productos menos equipados de la competencia y que llegan de otros mercados no México o Mercosur.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

En contra
Los espejos no se pliegan eléctricamente sino de manera manual.
La butaca del conductor es eléctrica y calefaccionada pero no tiene memorias e -inexplicablemente- el comando de inclinación del respaldo es manual.
No cuenta con apertura de la tapa del tanque de nafta desde el interior. Tampoco se puede abrir desde adentro la tapa del baúl.
La computadora de abordo es la clásica de los modelos de Chrysler que se acciona solamente presionando los botones ubicados en el mismo tablero, sobre los relojes, teniendo que pasar el brazo por entre los rayos del volante.
El equipo de sonido, con su pantalla siempre encendida, puede ser una fuente de distracción.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

El auxilio se ubica de manera externa, debajo del piso, en un lugar poco accesibe. Además tiene llanta de chapa y es de otra medida. Es mejor ni pensar en cambiar un neumático pinchado rodado 19″ en medio de un viaje.
Se lo nota “pesado”, tarda en la partida desde cero pero una vez en movimiento, al pisar el acelerador el motor responde.
El paso de las marchas no es del todo suave, como por ejemplo en el caso de la caja automática del Jeep Compass, donde el salto es casi imperceptible.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

El grip del volante es mejorable ya que la costura en los reposa pulgares, es muy gruesa y al cabo de un viaje puede lastimar.
La falta de confianza en Dodge. La gente duda a la hora de pensar en una marca que vive un presente turbulento y carga con el prejuicio de ser cara a la hora de la posventa.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

Conclusión
El Dodge Journey es un vehículo distinto a lo que estamos acostumbrados en Argentina. Puede gustar estéticamente o no, puede parecer ostentoso, ambiciosamente deportivo o familiar; puede ser comparado con SUVs, monovolúmenes o station wagons. Lo cierto es que en EE.UU. puede pasar desapercibido y por el contrario llegó a nuestro mercado para revolucionarlo y lo que es seguro es que llama la atención.
Dos puntos que no quiero dejar de comentar: durante los siete días que lo tuve las preguntas que más me hicieron fue “con qué modelos compite” y “qué marca es”. La primera siempre tuvo una respuesta amplia (y no conformó a todos) y la segunda es un llamado de atención para la gente de marketing de Chrysler/Dodge (hay que reforzar la comunicación). A pesar de esto último, en las oficinas de Puerto Madero ya me adelantaron contentos: “El próximo barco que trae las Dodge Journey está todo vendido”.

Experimentar del Dodge Journey - Foto: Cosas de Autos Blog

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

SEO progressive.ua

www.baly.com.ua/

mitsubishi.niko.ua