Pechito López en la F1: con apoyo del gobierno, Argentina vuelve a tener un piloto en la máxima

Pechito López junto a Ken Anderson y Peter Windsor en las instalaciones del USF1 en Charlotte, EE.UU.

José María López se convirtió en el 25to argentino en subirse a un Fórmula 1, tras confirmarse su arribo a la escudería estadounidense USF1, hecho que se oficializará este lunes. Peter Windsor llegó a Buenos Aires la semana pasada para entrevistarse con diferentes sponsors, responsables del Automóvil Club Argentino y autoridades del gobierno nacional, quienes se comprometieron a cumplir con el pago de los u$s 8 millones necesarios para obtener una butaca en ese equipo.
De esta forma la “novela” del arribo del piloto cordobés a la máxima categoría del automovilismo mundial tiene un final feliz después de innumerables capítulos. Asimismo, Argentina consigue tener un representante en la Fórmula 1 después de 9 años años; el último había sido Gastón Mazzacane (Minardi y Prost), precedido de Esteban Tuero (Minardi) y antes por Norberto Fontana (Sauber).
Desde el retiro de Carlos Alberto Reutemann en 1982, cuando intergraba las filas de la escudería Williams (con la que fue subcampeón mundial en 1981), nuestro país dejó de tener un compatriota en un equipo competitivo, como la historia iniciada con Juan Manuel Fangio merecía. Oscar Larrauri (Eurobrun) penó sin suerte e inició un camino que fue seguido por los pilotos antes mencionados, donde sobresalió el talento de Fontana en una categoría que comenzaba a hacerse cada vez más tecnológica, donde las máquinas importaban más que quienes las manejaban.

La F1 en la que debutará Pechito
La Fórmula 1 actual ensaya una suerte de regreso a las fuentes, con presupuestos más acotados y la clara intención de hacer las carreras más atractivas y ganar más espectadores en nuevos escenarios, apelando a fórmulas donde el show está a la orden del día. En la temporada pasada algo de eso ocurrió y un equipo debutante como Brawn GP, armado con los restos de uno recién desaparecido y gente experimentada, alcanzó la corona. Pero, convengamos, esto no le conviene al negocio y es insostenible a largo plazo (para Ferrari y compañía, claro).
Es una incógnita lo que puede suceder este año donde varias escuderías llegan para ocupar los lugares dejados por otras que debieron irse por decisión de las automotrices que las respaldaban, víctimas de la crisis económica mundial.
Se desprende así que esta “nueva” Fórmula 1 en la que debutará Pechito López es muy diferente a la que tuvo al alcance de la mano cuando era tester del equipo Renault F1, hace ya cuatro años. Y a eso deberá sumarle la performance del USF1, desarrollado en Charlotte, EE.UU. y con motores Cosworth, la cual es toda una incógnita. El team de Windsor llegará ajustado al Gran Premio de Bahrein del 14 de marzo y de hecho será el único que ensayará fuera de Europa (lo hará en circuitos de su propia tierra para evitar traslados y gastos innecesarios).

El USF1 muestra cómo se prepara para el debut

Será toda una motivación levantarse temprano los domingos para verlo a Pechito López al volante de un F1. Ojalá lo suyo se parezca más a lo hecho por Fontana y menos a lo de Mazzacane. Soñar con celebrar con lágrimas en los ojos un triunfo, como aquel de Reutemann en Mónaco suena a utopía pero al menos en lo personal me conformaría con no tener que apagar el televisor a falta de media carrera.

Perón sobre el monoposto de Fangio.

¿Es válido el apoyo gubernamental?
Si es válido o no que un gobierno invierta dinero para apoyar financieramente la campaña de un deportista es otro de los temas a discutir; de hecho esto no es nuevo, el propio Juan Domingo Perón tuvo que ver en el desembarco en Europa de Fangio y José Froilán González. Este gobierno lo hará a través de la imagen Argentina -fomentando el turismo en el país- y mediante el apoyo de un empresario cercano al matrimonio presidencial como Cristóbal López.
“Siempre genera polémica porque se invierte dinero cuando faltan cuestiones vinculadas con la seguridad, la educación y la salud. Esto, en definitiva, es un negocio. En lo personal, prefiero que se haga con inversiones privadas”, opinó Reutemann, senador nacional por Santa Fe y de activa participación para que Pechito llegara a la F1 (por su amistad con Windsor).
También, reveló , se sumaron empresas locales como Lo Jack, Tafirol y el Top Race como categoría y mediante la revista Corsa, de la cual Alejandro Urtubey es dueño.

Bienvenido el apoyo para López y a no olvidarse de Esteban Guerrieri, por favor, quien también hizo (y sigue haciendo) los méritos suficientes para subirse a un Fórmula 1.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

designedby3d.com/shop/han-solo-blaster/

читать дальше dopingman.com.ua

farm-pump-ua.com