Travesía Verano 2010 de Cosas de Autos: cuestión de seguridad

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Más de uno me preguntó o me instó a que le dedicara un párrafo a la seguridad del Chevrolet Agile, dejando un poco de lado lo que tiene que ver con la travesía y el manejo diario en función del confort. Pues bien, esta versión que me toca testear, la LTZ, es la más completa en todo sentido, incluyendo la seguridad.
Afortunadamente no tuve que probar los airbags frontales de serie, pero sí vengo castigando duro a los frenos con ABS, los cuales vienen desempeñándose realmente muy bien. Creanme que nececito confiar en ellos cuando viajo con la familia y subo y bajo la montaña un par de veces al día por caminos de ripio y de cornisa, regresando casi siempre entrada la noche. En San Martín de los Andes estamos parando en unas cabañas en el barrio Las Pendientes, en pleno Cerro Chapelco, un lugar espectacular pero que me pone a prueba desde que pongo el auto en marcha (por algo se llama Las Pendientes).
Laderas empinadas, caminos angostos con mucha piedra, muy oscuros de noche en los que más de una vez tuve que frenar o volantear para no atropellar a las liebres que se cruzan. Realmente un paseo muy divertido para hacer pero que lo obliga a uno a estar atento y bien despierto.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Volviendo al equipamiento de seguridad resalto que el Agile tenga traba de puertas automática con sensor de velocidad, que se activa una vez que el auto superó los 20 km/h y que se desastraban al sacar la llave de o. También destaco como positivo de esta versión los antinieblas delanteros y traseros y el encendido automático de luces (que se puede desactivar si uno lo desea) mediante sensor de crepuscular.

Travesía Verano 2010 con el Chevrolet Agile

Como negativo debo mencionar que no cuenta con apoyacabezas basculantes delanteros, que no tiene tercer apoyacabeza central, que el cinturón central trasero es de cintura y no de tres puntos, y que no hay alarma de ningún tipo (ni sonora ni luminosa) que recuerde colocarse el cinturón de seguridad, algo esencial en un auto equipado con airbags frontales. Esto último sorprende aún más cuando el Agile sí tiene alarmas sonoras que le hacen saber a uno que dejó las luces encendidas o las llaves puestas, así como también incorpora una luz testigo en el panel de instrumentos que avisa si una puerta o el baúl quedaron abiertos (a pesar de que no indica de cuál se trata).

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

https://chemtest.com.ua

http://topobzor.info

подробно www.fashioncarpet.com.ua