Travesía Verano 2010 de Cosas de Autos: primera escala viajando de noche

Travesía Chevrolet Agile - Foto: Cosas de Autos

Finalmente comenzamos el ansiado viaje tras largos preparativos y detalles de último momento. La idea era salir después del almuerzo, alrededor de las 14 pero la demora fue de dos horas. Esto significó que el tramo Buenos Aires-Santa Rosa fuese gran parte de noche, ya que las tres paradas obligadas (una carga de combustible, algo de comida y un par de cambio de pañales) hicieron que arribáramos a la capital pampeana pasada la medianoche.
No me gusta manejar de noche, pero hacerlo me permitió entre otras cosas valorar,por ejemplo, las luces testigo de los cuatro levantavidrios eléctricos y hasta el de la traba de los traseros; parece una pavada pero fue muy útil cuando Renata -aburrida- bajó sorpresivamente el suyo haciendo que el sonido del viento irrumpiera en el habitáculo.
Otro “chiche” del Agile para la conducción nocturna es el modo de esconder las agujas de cuentavueltas y tanque de nafta, y dejar sólo visible el velocímetro y la computadora de abordo, como una manera de evitar distracciones.

Consumo bajo en una noche tranquila
El consumo de este primer tramo estuvo -según los datos de la computadora- alrededor de 8,1 litros cada 100 km. Ni bien pude conecté el control de velocidad crucero (gran punto a favor en viajes largos) a 120 km/h y sólo lo desactivé cuando el camino me obligaba (tráfico, ingresos a pueblos o cruces de caminos).

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

https://220km.net/

http://www.220km.net/