El city car eléctrico que hoy todos buscan, lo tenía Fiat ¡hace 38 años!

Fiat City Car

Las ciudades están colapsadas de gente y, por ende, de automóviles. No hay espacio para transitar ni para estacionar. A eso se le suma la contaminación por los gases emanados por los motores de combustión, tanto nafteros como diesel, la cual se incrementa día a día. ¿La solución? Autos compactos, denominados city cars y -de ser posible- con motores eléctricos.
¡Genial ideal! De un tiempo a esta parte todas las automotrices parecen lanzandas en una carrera por ser la primera en ofrecer una alternativa inteligente para el mundo moderno. Autos enchufables a la red eléctrica que permitan acumular energía en sus baterías y transitar poca distancia sin contaminar; fáciles de estacionar, ágiles de manejar y que ocupen poco espacio.
¿Cómo no se nos ocurrió antes? Momento, alto, stop. La genial idea estaba lista hace nada menos que 38 años y no vino de Alemania, Japón o EE.UU. La tenía Fiat, la misma que hoy piensa en crear un Fiat Uno eléctrico.

Bocetos del concept car Fiat X1/23 de 1972.

Nunca en las calles, hoy en un museo
En 1972, el Centro Stile Fiat en Turín, Italia creó el concept car X1/23 (boceto superior), el cual derivó dos años más tarde en el Fiat City Car (fotos de abajo), un nombre para nada ambicioso y que luego fue empleado para denominar a todo aquel micro auto de menos de 3.5 metros destinado a moverse por las ciudades. Este biplaza de diseño aparatoso, casi de dibujo animado, podía desarrollar una velocidad máxima de 75 km/h y tenía una autonomía de hasta 70 km a una velocidad constante de 50 km/h.

Fiat City Car
Fiat City Car

De tracción delantera, el Fiat City Car alcanzaba una potencia máxima de 13,5 cv a través de un motor de corriente continua, con excitación separada y un controlador de estado sólido transistorizado con la regeneración de frenado. Su peso vacío era de 820 kg, 166 kg de los cuales correspondían a las baterías Yardney de níquel-zinc, las que -se destacaba por entonces- tenían una capacidad máxima de 1,75 veces la de las baterías convencionales de plomo.
Esta propuesta de Fiat nunca anduvo por las calles y hoy forma parte del museo turinés del Centro Stile Fiat como testigo de que hace casi cuatro décadas las cosas se querían hacer bien pero algo o alguien decidió hacer lo contrario.

Fiat City Car

Gracias a MAt por recordármelo!

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

www.progressive.ua

здесь

читать дальше