Se presentó la nueva Chevrolet Montana, la pick-up derivada del Agile; llega a Argentina en 2011

Chevrolet Montana

(Cosas de Autos en Recife, Brasil). Este fin de semana, la localidad de Porto de Galinhas, en Recife, al noreste de Brasil, se revolucionó con el evento de presentación de la nueva Chevrolet Montana. Se trata de la small pick-up desarrollada sobre la plataforma Viva, de la cual nació el Agile.
¿Por qué se eligió este lugar para la presentación oficial de este producto? Porque Chevrolet está desde hace un tiempo instalada en esta región, la de Pernambuco, con instalaciones en el puerto de Suape, adonde arriban precisamente los Agile producidos en Argentina.

Unos 150 periodistas de Brasil y una docena de colegas argentinos llegamos hasta esta ciudad turística pero a la vez industrial para conocer este producto versátil y que en nuestro país tendrá como foco la diversión, el trabajo (principalmente el uso liviano en el campo) y la ciudad (para el denominado city delivery); es por eso que vendrá en dos versiones: LS y Sport.

Chevrolet Montana

El show de presentación tuvo relación directa con esos tres conceptos y -mediante un musical en vivo- se graficaron los posibles usos que se le dará: la playa, el campo y la ciudad, con presencia de gente joven. El comercial de TV también apunta a esto, sobre todo de cara al próximo verano: arena, mar, surf y música hawaiana.

Diseño heavy duty americano
Carlos Barba, director de Diseño de GM América del Sur, viajó especialmente desde Alemania para estar presente y contar en qué se basaron para diseñar este nuevo producto. El mexicano hizo hincapié en las líneas más dinámicas y fluidas que la Montana anterior (derivada del Corsa) lo que le confiere mayor robustez. En este sentido remarcó el sentido de las líneas laterales de la caja de carga y el agregado del escalón lateral, que recuerda a las camionetas heavy duty estadounidenses. A la robustez, Barba le suma otras dos características: modernidad y belleza.

Chevrolet Montana

A nuestro gusto, la Montana luce un frente agradable y que le sienta mucho mejor que al Agile (precisamente el punto más criticado del diseño de aquél), ya que el paragolpe es más musculoso e incluye los faros antinieblas. La vista lateral -puede gustar o no- pero lo que no se discute es que muestra una continuidad de líneas (no parece un auto al que le hayan agregado una caja de carga) mantiene una coherencia. Personalmente objeto la forma de la terminación de la caja y las líneas que forman el paragolpes trasero (que sobresale por tener un estribo) con la chapa. En la vista posterior se destaca el paragolpes (que es de acero) y el generoso portón, con luces pequeñas ubicadas en la parte superior.

Chevrolet Montana

Destacados
Los puntos fuertes con los que sale Montana al mercado son: la capacidad de carga que alcanza los 1.180 litros (que se reducen a 1.100 con el protector plástico de la caja) o 758 kilos; el tamaño de la caja que es de 1.636 mm. (permite llevar una moto de 250 cc. en posición cruzada); el alto de la caja, que es de 1505 mm.; la posición de manejo elevada; los 164 litros de capacidad de carga que se pueden poner detrás de los asientos (a pesar de que están disponibles para bultos angostos); sus ángulos de ataque y salida (de 19º y 26º, respectivamente); 10 ganchos en la caja (6 externos y 4 internos); la butaca del acompañante abatible (que se transforma en mesa); 25 lugares portaobjetos y los detalles heredados del Agile: control de velocidad crucero, el equipo de audio con cd, mp3 y puerto USB, el volante regulable en altura y el display digital del aire acondicionado.

Chevrolet Montana

Accesorios y colores
La Montana traerá -desde su lanzamiento- una línea de accesorios especialmente desarrollados que incluyen en el espacio para ese fin; barra antivuelco; estribos laterales y llantas de aleación de 16″. Por el lado de la gama de colores se buscó cubrir todo el espectro y a los tradicionales blanco, negro y gris se le suman otros más vivos como el bordó, el rojo y el exclusivo verde Jaspe, que estará disponible sólo en el inicio de la comercialización.

Motores: 1.4 Flex para Brasil y 1.8 para Argentina
La clave de esta presentación era conocer con qué motorización llegará la Montana en enero próximo a la Argentina. En Brasil lo hará con el 1.4 Flex del Agile que alcanza los 102 cv con etanol y los 97 cv con nafta, el motor aspirado más potente del mercado brasileño. Sin embargo, es inaplicable para nuestro país donde con nafta no supera los 94 cv, lo que limitaría su uso como vehículo de trabajo.

Es por eso que sin dar mayores precisiones, Sergio Rocha, presidente de GM Argentina, adelantó que la Montana vendrá con la conocida motorización 1.8 litros de 102 cv aunque mejorada en lo que es la relación de caja para optimizar su rendimiento. Al respecto, Pedro Manuchakian, responsable de ingeniería de GM do Brasil, se encargó de enfatizar que este motor resulta el indicado porque “se necesita torque no así potencia” y el “consumo es bueno en ese régimen donde no se precisa tanta aceleración”.

Chevrolet Montana

La falta de alternativas de motores obligó a Chevrolet a tomar esta decisión para el mercado argentino donde, según dijo Rocha “con la Montana tenemos todo para ganar y nada para perder”, ya que la marca ingresa en un segmento donde estaba ausente y a intentar disputarle la torta a otros jugadores instalados y también nuevos como Volkswagen Saveiro, Fiat Strada y la próxima Peugeot Hoggar. Ante la consulta sobre la posibilidad de sumar una motorización diesel la respuesta de Rocha fue contundente: “No lo tenemos contemplado un motor diesel”.

Jaime Ardila y el Chevrolet Montana

La planta de motores que GM está levantando en Joinville, Brasil estará lista en 2012, según preciso Jaime Ardila, presidente de GM Sudamérica. “Tendrá capacidad para producir motores de diferentes tamaños y tipos” y es por eso que la planta “se está construyendo por módulos de manera que pueda irse sumando producción a medida que está operativa”.

Chevrolet Montana

Contacto na rua
Este domingo realizamos un test drive de 70 km. por rutas y caminos locales para comprobar el comportamiento de la Montana 1.4 Flex sin carga y luego un test drive emotion como acompañantes de un piloto de rally sobre una unidad cargada con 400 kilos, en un circuito off road. Sobre el primer punto vale decir que el desempeño es bueno, que frena bien y que la comodidad de la cabina así como la posición de manejo son buenas (faltaría la posibilidad de subir la butaca del conductor). Respecto del segundo punto lo más destacable es el despeje, los ángulos de entrada y salida (ya que en ningún momento toca el piso) y el comportamiento de la suspensión trasera; la camioneta nunca se desacomoda y responde sin sorpresas al ser exigida más de lo que uno haría en condiciones normales de uso.

Cuando llegue a la Argentina -se la espera para enero 2011- seguramente repetiremos la experiencia con el motor 1.8 litros y sacaremos otras conclusiones. ¿Precios? Aún están por definirse.

ADELANTO: En los próximos días podrán leer acá algunas novedades de la marca para Argentina y de GM en general a través de los testimonios de Jaime Ardila, Sergio Rocha y Carlos Barba.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->

askona.ua/aksessuary/odeyala/

https://militarycenter.com.ua/

best-cooler.reviews/everything-you-should-know-rtic-soft-coolers-line/