#Experimentar: Cosas de Autos probó la Citroën C4 Picasso HDI

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Cuando llega un momento en el que moverse en familia comienza a ser un tema, tener un vehículo acorde que permita que todos viajen seguros y cómodos, y se pueda salir de vacaciones sin pensarlo dos veces, resulta fundamental. Como respuesta a esta problemática, en los noventa aparecieron en escena los monovolúmenes, un segmento de autos con siluetas parecidas a las de un huevo, en las que -como su nombre lo indica- su formato carece de partes reconocibles; en un único volumen, los diseñadores decidieron incluir el compartimento del motor, el habitáculo y el espacio de carga (o baúl).

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Sin embargo, esta tendencia tan exitosa hace unos 20 ó 25 años, cayó en desgracia. No porque la gente no los quisiera, sino porque entraron en auge los SUV, y el diseño y el marketing decidieron encarar por este otro rumbo. De todos modos, hay marcas que eligieron seguir apostando a los monovolúmenes con propuestas innovadoras. Y una de ellas es Citroën con la familia Picasso, a la cual nos subimos.

El diseño de la C4 Picasso es único, inconfundible. Está bien claro que los diseñadores franceses han tenido vía libre para dejar volar su imaginación y plasmar cuanto creyeron indispensable. Alcanza con rodearla para comprobar que tiene un espíritu futurista, creado de adentro hacia afuera, pero a la vez diseñado para llamar la atención.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

¿Qué vemos? Generosas luces de LED envolventes, abundante superficie vidriada y líneas suaves que combinan un frente y un posterior agresivo con un lateral minimalista.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

A bordo
Hay autos en los que viajar se convierte en una experiencia y que dejan su huella en la memoria, así tan sólo se trate de un paseo de una tarde. Y más aún, porque si estamos ante la versión diesel de un familiar como el que nos convoca, es inevitable no decidirse por probarlo en ruta y “vivirlo” a fondo. Eso es exactamente lo que hicimos: lo manejamos, lo habitamos, comimos a bordo, lo llenamos de equipaje, lo “usamos”.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Gran superficie vidriada que otorga luminosidad y buena visibilidad.

Al tratarse de un vehículo que se produce en España, la calidad no es una sensación sino que está asegurada, debido a que cumple con los requerimientos y exigencias del mercado europeo. Los materiales de la plancha, consola, interiores de puerta y techo, son de lo mejor, al igual que la textura y diseño de los asientos, con múltiples ajustes para todos los ocupantes, incluyendo sus particulares apoya-cabezas.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Detalles del equipamiento y de la calidad de los materiales.

¿De qué manera se puede percibir esta calidad? Alcanza con ver y tocar el interior de las puertas en las que conviven cuatro o cinco materiales, con distintos tonos y texturas, impecables encastres y un cierre perfecto con doble burlete.

 HDI - Foto: Cosas de Autos Citroën

Al ingresar en el habitáculo lo primero que llama la atención es la disposición central de los instrumentos que, dicho sea, son 100% digitales; velocímetro, temperatura de agua y de aceite del motor, cuenta-revoluciones, medidor de combustible, odómetro parcial y total, y las múltiples luces-testigo están en el medio y no por sobre el volante. ¿Es molesto? No y, como todo, es cuestión de acostumbrarse.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Doble pantalla para todas las funcionalidades del vehículo.

Por debajo de esa generosa pantalla de 12″ se ubica otra, que en este caso es táctil y de 7″, desde la cual se puede controlar la climatización, el equipo de sonido, el navegador y la computadora de a bordo con los datos que queramos controlar (consumo, trayecto, autonomía, etc.), y Mirror Screen para espejar las aplicaciones del celular.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Un detalle: lo que notamos en nuestro viajes es que de día ambas se complementan perfecto pero, de noche, hay que bajar el nivel de brillo o directamente apagar la pantalla táctil porque se transforma en una fuente de luz demasiado intensa que molesta la visión.

Pasando al equipamiento, la dotación de este familiar de cinco plazas está pensada para esa experiencia a la que nos referíamos antes: butacas calefaccionadas y con función masaje, apoya-brazos individuales para conductor y acompañante, volante multifunción con limitador de velocidad y control de velocidad crucero, acceso sin llave y encendido por botón, guantera refrigerada para mantener frías bebidas o viandas, climatizador bi-zona con salidas traseras, mesitas tipo-avión con luz individual de lectura, gavetas porta-objetos debajo del piso, espejos eléctricos de plegado automático, sensor crepuscular y sensor de lluvia, freno automático eléctrico…

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Butacas con ajuste manual pero con función masaje y calefaccionadas.

Pero sin dudas que lo más destable pasa por la comodidad en cada una de las plazas (las traseras son tres de idéntico tamaño) y por el techo totalmente vidriado que le confiere una gran luminosidad, en conjunto con el parabrisas panorámico que se prolonga por encima de la cabeza de conductor y acompañante.

 HDI - Foto: Cosas de Autos Citroën

Y, lógicamente, cada uno puede viajar con su cinturón de tres puntos, su apoya-cabezas regulable y hay ganchos Top Tether para fijar sillas o boosters para niños pequeños.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Algunos detalles de las plazas traseras del C4 Picasso.

Otro detalle de las plazas traseras es que el asiento es corredizo longitudinalmente, lo que da un espacio óptimo para las piernas, con un piso totalmente plano, aprovechando al máximo la generosa distancia entre ejes de 2.785 mm.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Generoso espacio para quienes viajen atrás. Y debajo del piso, espacios guarda-objetos.

Por otra parte, la capacidad de carga también es muy buena (537 litros) y puede ampliarse (hasta los 1.709 litros) rebatiendo el respaldo en tercios, dejándolo totalmente plano para llevar objetos grandes. Además, cuenta con portón eléctrico, lo que facilita la operación de apertura y cierre con las manos ocupadas.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Buena capacidad de carga con las cinco plazas utilizables.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Y rebatiendo el asiento trasero, se pueden llevar objetos voluminosos.

Lo malo del asunto es que por cuestiones de espacio, dentro del baúl guarda un auxilio temporal (Continental 125/85 R16) que, en caso de necesitarlo, servirá para recorrer unos cuantos kilómetros a baja de velocidad.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

La contra de tanto espacio de carga es el auxilio temporal.

Al volante
La vista desde el puesto de conducción es una invitación a salir de viaje, con una excelente visibilidad hacia todos lados y la sensación de espacio que da semejante superficie vidriada y la ausencia de los relojes al frente. El volante es agradable al tacto, tiene un muy buen grip y base plana, y junto con la asistencia eléctrica transmite buena parte de la seguridad que el auto demuestra al andar.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Si bien es un vehículo voluminoso enseguida se muestra simple de maniobrar y la adaptación es rápida. Su confort de marcha es muy bueno, con suspensiones ajustadas para la salida a la ruta y algo celosas ante algún bache debido al perfil de sus cubiertas Michelin Primacy HP en medida 205/55 R17 con elegantes llantas de aleación bi-tono.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

A pesar de tener un centro de gravedad algo elevado, a alta velocidad demostró comportarse muy estable ante maniobras bruscas, conservando la trayectoria y sin necesidad de las asistencias electrónicas con las que cuenta, como el Control de Estabilidad (ESP) y el Control de Tracción (ASR).

Y ya que hablamos de seguridad ofrece además frenos con ABS y Repartidor Electrónico de Frenado (REF); Ayuda al Frenado de Urgencia (AFU); Ayuda al Arranque en Pendientes (HA); seis airbags; y el Indicador de Atención del Conductor, que advierte al conductor -sin intervenir directamente- que está mostrando señales de cansancio o pérdida de la atención (por ejemplo si cambia permanentemente de dirección el volante).

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Motor 1.6 turbodiesel de 115 cv y 270 Nm.

Y llegamos al motor. La versión que elegimos probar es la que cuenta con el 1.6 litros Turbo de cuatro cilindros HDI de 115 cv @ 3.500 rpm, asociado a una caja manual de seis velocidades. Una dupla excelente para salir a la ruta pero también para la ciudad, aunque claramente una caja automática le caería de maravillas.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Caja manual de seis velocidades. ¿Qué tal una sexta automática?

El torque neto de este impulsor, que se mostró muy silencioso y sin vibraciones, es de 270 Nm @ 1.750 rpm, lo que hace que se desenvuelva ágilmente -a pesar de su generoso porte- a todo régimen; sale rápido en partida detenida y mantiene la curva a altas vueltas. La sexta es claramente una sobre-marcha que garantiza un funcionamiento relajado en viajes largos.

Según el fabricante se sugiere el uso diesel Grado 3 y, si se lo sabe llevar, puede que pase mucho tiempo entre carga y carga. Con equipaje y cuatro pasajeros logramos desandar unos 900 km con un tanque, combinando uso urbano con ruta.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Para hacerlo más claro: nos subimos en Buenos Aires con los 55 litros del tanque a tope, salimos a la ruta y llegamos a Mar del Plata (total 440 km) con medio tanque, y la autonomía restante fue de 450 km. Anduvimos dos días por la ciudad balnearia y recién volvimos a cargar en el viaje de regreso, en Dolores (total 861 km), donde la automía restante era de 40 km (total 901 km). Según la computadora, el consumo promedio de este o fue de 5,8 l/100 km.

 HDI - Foto: Cosas de Autos Citroën

Conclusión
El C4 Picasso se destaca y no sólo porque ya casi sea una rareza de este segmento “en extinción”. Queda más que claro que acumula méritos suficientes como para ser la primera elección de familias con tres hijos. Es completo, es seguro, tiene buen espacio y conjunto mecánico como para pasarla bien de lunes a lunes, de enero a diciembre.

 HDI - Foto: Cosas de Autos Citroën

¿Cuánto hay que pagar por este producto europeo? La versión HDI Feel tiene un precio de $534.000, mientras que la que probamos es la Feel Pack cuyo precio trepa a $575.089 debido al equipamiento de confort.

Al pasar la barrera de los impuestos internos, su precio de lista en concesionarios es de $620.500 ($45.411 corresponden a este gravamen). Al menos hasta 2018, las bases imponibles de los impuestos seguirán si modificaciones y será la gran contra para los bolsillos de las familias argentinas.

#Experimentar Citroën C4 Picasso HDI - Foto: Cosas de Autos

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos desde muy chico, en 2006 le di forma a este blog. Si querés saber más sobre mí, hacé clic en la casita ->