EE.UU. y México sentaron las bases para un nuevo acuerdo automotor: mayor integración y sueldos “altos”

Tras 13 meses de negociaciones, los gobiernos de EE.UU. y México anunciaron que alcanzaron un acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, como se le conoce por sus siglas en inglés).

EEUU-Mexico

Los presidentes Donald Trump y Enrique Peña Nieto elogiaron los términos del acuerdo, que durará 16 años y se revisará cada 6, y que de momento no incluye a Canadá, que tendrá que sentarse a negociar con EE.UU.

¿Qué fue lo que acordaron ambas naciones? Que para ser exportados sin aranceles, los vehículos deberán tener al menos un 75% de contenido local (en alguno de los dos países), mientras quye actualmente se exige que el porcentaje sea del 62,5%.

Además, entre un 40% y un 45% del vehículo debe ser hecho por trabajadores que ganen al menos u$s 16 por hora, en una medida tendiente a evitar la deslocalización de fábricas a zonas de México donde la hora de trabajo se pague menos.

En cuanto a derechos laborales se incluye un anexo por el cual ambas partes se comprometen a adoptar normas y prácticas laborales conformes a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a hacerlas cumplir y a no derogarlas de su legislación.

El acuerdo tendrá una duración de 16 años y será sometido a revisión cada 6, aunque esto no significa que pueda expirar automáticamente (como había propuesto originalmente EE.UU.) y permitirá renovar el pacto por otros 16 años.

Un punto que no se tocó fue el referido a los aranceles de EE.UU. al acero y aluminio de México, y por lo tanto seguirán en vigor como hasta ahora.

Desde que Andrés Manuel López Obrador fue proclamado presidente electo de México a esta parte, su intervención -dicen los especialistas- fue clave para que el equipo de Trump acelerara los tiempos para llegar a este resultado. Mucho más en un escenario de conflictividad como el actual, con el presidente estadounidense polemizando en las redes sociales con China y la Unión Europea, amenazando con poner barreras arancelarias a los autos que se importen desde Europa.

¿Qué pasará con Canadá? Es incierto. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ya advirtió que no aceptará cualquier tipo de condiciones y Trump ya manifestó en reiteradas ocasiones que el TLCAN/NAFTA no es un buen acuerdo comercial y que no dudaría en deshacerlo; vigente desde 1994, el tratado tripartito engloba más de u$s 1 billón anuales de intercambio.

Sobre el Autor

Periodista. Amante de los autos de toda la vida y en los medios desde 1994, en 2006 le di forma a este blog. Más sobre mí haciendo clic en la casita ->